viernes, 1 de octubre de 2010

“Nuestro país tiene valor cultural”


Compartir

Que debemos potenciar, preservar y difundir.

Yasmina Alquinta, Consejera Regional de la Cultura y las Artes de Tarapacá.

Por: Nicolás Tapia


La cultura y las artes son un tema que siempre están presentes en las personas y que de alguna manera se debe seguir manteniendo con el tiempo y con las nuevas generaciones de jóvenes del futuro. El objetivo que se debe lograr es no perder el interés, el valor que tiene nuestra cultura, el cómo nos identifica y el como nos hace sentir parte de nuestro pueblo.

Yasmina Alquinta nos mostrará su visión con respecto a como se están potenciando y como observa el futuro de las artes y cultura en nuestro país.

¿Por qué es importante que la gente valore las artes culturales?
Porque es parte de nuestras vidas. Es alimento necesario para el alma. Nos acompaña a través de sus diferentes áreas como por ejemplo la música que está presente en nuestras vidas desde antes de nuestro nacimiento.

¿De qué manera los jóvenes podrían aportar en nuestra cultura?
Apoyando y participando en las diversas manifestaciones artísticas de nuestro país. Interesándose por las actividades culturales que se realizan. Teniendo una opinión y aportando con sus ideas y manifestaciones en todas las áreas artísticas.

¿Como observa las artes en nuestro país?
En los últimos años se ha visto más participación de la gente en las diversas manifestaciones del arte en nuestro país como eventos masivos, conciertos, obras de teatro en lugares abiertos, la formación de orquestas infantiles y juveniles, etc. Se nota más interés por las artes.

¿Considera que nuestra cultura tiene un valor potencial y que no debemos dejar de lado?
Si. Nuestro país por su territorio, geografía, historia tiene un valor cultural que debemos potenciar, preservar y difundir.

¿Ha perdido la importancia de nuestra cultura el país?
Las modas, la televisión no son un gran aporte a la preservación de nuestra cultura. Pero la cultura es parte nuestra y la tenemos siempre.

¿Cree usted que las artes (música, danza, artesanía, etc.) ayudan a liberar emociones en las personas?
Si. Todas las formas del arte están ligadas a las emociones.

¿De que forma las artes sirven como medio de libre expresión?
Las artes en sus diferentes manifestaciones son un medio para expresar sentimientos emociones y comunicar, entregar algún mensaje. Con las nuevas tecnología y la forma inmediata de intercambiar pensamientos con el resto del mundo.

¿Considera que más que nunca debemos mantener nuestra identidad como pueblo chileno?
Considero que debemos utilizar a nuestro favor lo que nos entrega la tecnología y nos permite estar conectados con el resto del mundo, lo que nos permite por ejemplo intercambios culturales, pero nuestra identidad como pueblo debemos mantenerla.

¿Qué técnicas plantearía usted para poder potenciar las artes?
Más participación ciudadana, más recursos. El Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes tiene como misión “promover un desarrollo cultural armónico, pluralista y equitativo entre los habitantes del país a través del fomento y difusión de la creación artística nacional así como la preservación, promoción y difusión del patrimonio cultural chileno, adoptando iniciativas públicas que estimulen una participación activa de la ciudadanía en el logro de tales fines”

¿Confía en que los jóvenes pueden ser capaces de seguir manteniendo nuestra cultura y seguir practicando las artes?
Si. Los jóvenes tienen la energía y el entusiasmo necesario para participar activamente de las diversas manifestaciones artísticas.

¿Que mensaje dejaría a la sociedad de Iquique con respecto a la importancia de las artes?
En nuestra ciudad y en toda la primera región tenemos manifestaciones artísticas, religiosas importantes que debemos apoyar, fomentar y fortalecer porque son parte de nuestra identidad. Espero que los habitantes y en especial los jóvenes de nuestra ciudad apoyen y participen en las actividades relacionadas con el arte.

“LLEGUÉ A CHILE Y COMENCÉ A VER LA DIFERENCIA DE MI TRABAJO”



Compartir

Carmen Luz Carpinello
Con las ideas claras la iquiqueña logro destacar en importantes universidades de vestuario en nuestro país vecino y hoy nos muestra los frutos de su trabajo.

Por: Camilo Moya

La diseñadora de vestuario local o como se dice en Argentina diseño de indumentaria, con solo 23 años se abrió paso en las fronteras del país vecino. Un año en la Universidad de Palermo y luego a Espacio Buenos Aires (una de las mejores escuela de diseño) donde hizo la carrera en 2 años y aparte otros cursos de lencería y serigrafía.

“En Chile el diseño está en pañales en comparación a países dedicados a la creación de nuevas tendencias, era flojo el tema y con un costo más elevado. Escogí Argentina porque era más barato, con más prestigio”
nos cuenta Carmen Luz.

Hoy en día busca la excelencia en lo que se dedica y para eso está aplicando un trabajo de fondo en el cual su hermano bodyboarder profesional Eduardo Carpinello ha sido un gran aporte para esta joven emprendedora “me ha ayudado a que la marca sea conocida, como viaja todo el tiempo y además de ser conocido así se reconoce la marca a nivel internacional. Se podría decir que es un estandarte de la marca ALA VIDA”.

¿Te identificas con Iquique y podrías a futuro ayudar mejorando las tendencias locales?
Si todo el tiempo me identifico con Iquique, y si se puede en algún futuro ayudar en las tendencias iquiqueñas con todo el gusto lo hare. iqq glorioso

¿Tu familia ha sido esencial en tu proceso y por qué?
Obviamente porque son los que me han apoyado en todo sentido, emocional y económico. Los amo.

¿Cuáles son tus viajes y proyectos a futuro?
¡Uuff! Viajes, por mi todo la vida pero principalmente ir a Italia unos años y después quien sabe volver a chile a poner una tienda con mucho estilo o en alguna ciudad del mundo donde pegue (pegue = este toda las tendencias).

“SOMOS UNA UNIVERSIDAD GENERADORA DE OPORTUNIDADES”


Compartir

Ricardo Medina Muñoz, rector Universidad Bolivariana.

Por: Bernardo Hernán Yáñez Stumptner


Una visita institucional a la sede Iquique en compañía del vicerrector Jorge Melo, realizó el rector de la Universidad Bolivariana Ricardo Medina Muñoz. En su estadía se reunió con profesores, académicos y alumnos, como también se entrevistó con el director de la sede Pablo Valenzuela Huanca.

De acuerdo a lo manifestado por el rector de la casa de estudios el modelo de educación impartida por la universidad, está acorde con la región, la ciudad, y el modelo de acuerdo a la realidad de la zona incluyendo las carreras que se imparten. Manifestó que se eligió Iquique por sus características, por su gente, la forma como la ciudad ha enfrentado el desarrollo socioeconómico que ha dado frutos, por lo que la Universidad Bolivariana desea ser parte activa de ese desarrollo, estando presentes en las ciencias sociales

Refiriéndose a la oferta académica adelanto el rector Medina que la oferta va a ser más amplia, por lo que se está consolidando el cuerpo académico, los profesores, para obtener mejores logros en beneficio de la comunidad de la región. Dentro de la parrilla educacional mencionó que ciencias sociales e ingeniería se verán favorecidas, como también educación, trabajo social, y prevención de riesgos, apuntando al desarrollo de la zona. Uno de los ejes transversales de la Universidad Bolivariana en la carrera de administración pública dictada para los funcionarios públicos.

En cuanto al objetivo de su visita dijo que “debemos estar siempre en el lugar donde se desarrolla nuestro trabajo, es decir en terreno, por eso viajamos continuamente a las sedes para incrementar el modelo educacional, nuestro objetivo es desarrollar la universidad a partir de las sedes, ahí está la fortaleza de la universidad”.

Finalizó diciendo que lo importante es el apoyo a la gestión de los directores de sedes.

Por su parte el director de la sede Iquique, Pablo Valenzuela se mostró muy satisfecho con la visita del rector Medina, diciendo que “aprovechamos de conversar todo lo que necesitamos para trabajar en forma óptima con buenos resultados para los alumnos de nuestra casa de estudios”.

“ME SENTO FELIZ DE VUELTA EN LO MÍO”


Compartir

Un importante desafío es convertir la Universidad Bolivariana como un ejemplo de integración y educación de excelencia
PABLO VALENZUELA HUANCA, Director de la Universidad Bolivariana Iquique.

Por: Tomás Moreno Correa

Pablo Valenzuela Huanca, es profesor de Historia egresado de la Universidad de Tarapacá Arica, con una pasantía en Francia en Didáactica de las Ciencias Sociales. Hijo de trabajador pampino y madre azapeña, ex Director Provincial de Educación, ex intendente de la Región de Tarapacá. En franca conversación nos entregó antecedentes de su vida y visión de la educación superior.

¿Cuáles fueron sus inicios y trayectoria?
Me gustaría hacer un poco de historia en relación al inicio de mi vida y la educación. Inicié mis estudios en una escuelita rural del valle de Azapa en Arica, donde estuve cuatro años pasando a la Escuela Básica D No. 13 Juan Noé Crevanni, de allí al liceo Domingo Santa María de Arica, una vez egresado me incorporé a la Universidad de Tarapacá a estudiar pedagogía en historia y geografía. El año 1995 comencé a hacer clases en la localidad de Putre, donde la jefatura de curso estaba compuesta por cinco alumnos. Esa experiencia fue muy enriquecedora porque me permitió reencontrarme con mis raíces; En el año 2000 el alcalde de la comuna de Pica Miguel Castro Challapa me llama a ocupar el cargo de Administrador Municipal, cargo que ocupé por un año ya que al perder la elecciones municipales quedé sin trabajo.
Esta etapa marca quizás uno de los momentos mas difíciles de mi vida, debido a que conocí la dura cara de la cesantía, se cierran las puertas que creías que estaban abiertas, y es ahí donde se aprende a diferenciar quienes son los verdaderos amigos. En aquella oportunidad me llaman desde Calama para hacer clases, posteriormente llego a hacer vclases al valle de Lluta y Azapa por el lapso de dos años. Luego, soy partícipe de una terna para ocupar el cargo e Director Provincial de Educación en Iquique, cargo que asumí con fecha primero de Marzo de 2004, donde estoy seguro de haber realizado un hermoso trabajo entregándome por entero y sembrando grande amistades, quizás ese fue el motivo que el año 2008, la presidenta Michele Bachelet me nombra Intendente de La Región de Tarapacá.

¿Cómo se siente mejor Pablo Valenzuela, hombre público o profesor?

Sería mentir si dijera que me siento mejor en un cargo u en otro, la verdad es que los dos tienen sus satisfacciones, virtudes y emociones muy distintas, sin duda el haber sido Intendente de la Región de Tarapacá , me hacen ver ,sentir y desarrollar todos los sueños que en algún momento se habían ideado pensando en una mejor región. Pero sin duda como profesor es otra cosa, esta profesión y vocación de enseñar, me dio la luz del saber y ser la persona publica que soy ahora, me ha permitido formar generaciones de hombres y mujeres que hoy son profesionales muy competentes, sin duda a uno lo hace sentir satisfecho como persona y profesor. Si reconozco que me hubiese gustado mucho hacer clases cuando ocupaba el cargo de Intendente de la Región.

¿Es compleja la reinserción laboral después de haber sido la máxima autoridad regional?

Creo que es muy complicado reinsertarse nuevamente al campo laboral una vez que uno deja el cargo público que le ha tocado ejercer, es un fenómeno social muy potente, ya que se cree que el haber sido autoridad se tiene el futuro asegurado y eso no es así, también se cree que el valor de las remuneraciones a las que uno aspira son muy altas, por lo que significa la imagen pública.
Es difícil la incorporación al mundo laboral, pero la realidad es otra, uno sigue siendo padre de familia y requiere cubrir los compromisos que tiene la vida, por lo que se requiere de tiempo y adaptación del medio para que poder asumir nuevamente labores profesionales. En el caso mío estuve tres meses con vacaciones forzadas, afortunadamente en este tiempo se sostuvieron conversacionestiempo sobre algunos proyectos que me dieron la posibilidad de reinsertarme rápidamente al campo laboral.

¿Pablo Valenzuela en su paso como Intendente de la Región, como cree que se le recordará?
Bueno, sin duda creo que el sello de Pablo Valenzuela Huanca como intendente de la Región está marcado por una preocupación profunda por el mundo rural y los pueblos originarios, sobre todo en el ámbito de la educación e integración, también son importantes en el sello los temas de educación, una autoridad nunca debe desconocer sus raíces y orígenes, tengo la virtud de venir de tres mundos que me han dado la posibilidad de visualizar el sentimiento de la región. El primero, de tener una pertenencía con el ancestro negroide, surgida por la llegada de esclavos al valle de Azapa. En segundo lugar, mi vertiente de pertencia al mundo aymara, y en tercer lugar estar inserto en el mundo occidental que me ha permitido desarrollarme y conocer esta variedad de visiones de la vida para hacerme de una visión que permita buscar un desarrollo integral para tener una mejor calidad de vida. Por lo que creo que el sello del gobierno de Pablo Valenzuela será la visión de integración en el más amplio sentido de la palabra.

¿Cómo se siente Pablo Valenzuela en la actualidad?

Muy feliz de estar de vuelta en lo mío, que es la docencia, como Director de la sede Iquique de la Universidad Bolivariana, con nuevos desafíos y contento, porqué desde esta institución podré ayudar a realizar un aporte al desarrollo de la región, dando respuesta al mundo de los trabajadores que requieren ser profesionales fomentando el concepto de motor de cambio social. Los desafíos de esta universidad es integrar a trabajadores, hombres y mujeres para que puedan obtener una educación profesional de excelencia. No es casualidad que la Universidad Bolivariana esté en la calle Baquedano en el casco antiguo de Iquique, esto tiene su sentido de identidad clara con la ciudad, es decir que somos la primera universidad que está cerca de las raíces y tradiciones de Iquique, dando cabida a todo el que quiera ser mejor en la vida. Uno de mis grandes objetivos es posisionar la universidad siguiendo sus postulados de educación e integración pensando en el pasado, presente y futuro de la región. video

jueves, 30 de septiembre de 2010

“Deseamos una re arquitectura para densificar el área histórica de Iquique”



Compartir

El bicentenario hace encender motores de avance en Iquique

Tomás Moreno Correa
En Iquique se encuentra dos prestigiosos arquitectos de la universidad autónoma de México que están elaborando un nuevo plan regulador para esta ciudad. El sentido de esto, es este bicentenario sea una oportunidad de modernizar y preparar a Iquique para el futuro.

Hace doscientos años, Iquique daba lástima. El pueblo donde habitaban no más de 100 indios y mestizos, era miserable. Nos encontrábamos en un verdadero desierto. Una vez cada siete u ocho años, llueve por espacio de algunos minutos”. Pero esta ciudad estaba vitaminizada. Sus entrañas guardaban riquezas que, a primera vista, no se advertían. Plata, guano, salitre. Así llegó a este puerto mayor, en 1843, estatus que marco su vocación de grandeza. El trauma que provoco la guerra del pacifico pasaría a segundo plano, en la medida que el salitre seguía marcando su inusitado progreso. Hace 100 años, la ciudad ya se había adelantado a sus pares y era la vedette del Chile centenario. El salitre, se sabe, había obrado el milagro. La historia parecía escrita, pero un golpe proveniente del otro lado del mundo la dejo moribunda: el salitre sintético. Se acabo el glamour, pero Iquique no dio su brazo a torcer, recurrió a la pesca y así llego hasta bien avanzados el siglo XX. Los miles de emigrantes que, desde los primeros tiempos, le dieron la impronta de ciudad cosmopolita, apostaron al comercio internacional. De la mano de la Zofri, descubrieron una nueva veta de desarrollo. Casi simultáneamente, la gran minería del cobre volvió por su revancha. El turismo le echo el ojo. Ahora no hay quien pare su crecimiento anuncian medio millón de habitantes para las próximas décadas. Iquique, que duda cabe tiene mucho que celebrar en este bicentenario.

Quien no ha soñado alguna vez con ver el futuro para esta zona, en Iquique se encuentran dos renombrados arquitectos mexicanos con ese don, y juntos a otros profesionales del área de la sociología, economía, filosofía , arquitectura y antropología tiene en sus manos la importante misión de determinar como será esta ciudad el año 2050.

Álvaro Sánchez y Ángel Mercado Moraga, están trabajando en lo que será el nuevo plan regulador de Iquique, financiado por la ilustre municipalidad y que tiene como jefe de proyecto al académico de la escuela de arquitectura, René Mancilla Campuzano. Dice que “deseamos hacer una re arquitectura para densificar el área histórica de Iquique, respetando sus valores arquitectónicos, pero también considerando las necesidades que tendrán en el año 2050, pues se estima que esta ciudad tendrá alrededor de 450 mil personas”

Agregaron, además, que será necesario potenciar la construcción de viviendas y la recuperación de la habitabilidad en ciertos sectores que hoy son utilizados por la industria.

Los académicos precisaron que hacer un nuevo plan regulador involucra muchos aspectos, mencionan que “debemos tener claro cómo funciona la ciudad en áreas como el trasporte y la dotación eléctrica, por ejemplo además de un sinnúmero de otras temáticas que debemos solucionar para que Iquique y su gente vivan de manera confortable”

Si bien señalan muchas ciudades en el mundo han cambiado producto de la generación de un nuevo plan regulador, las experiencias son distintas debido a la idiosincrasia y características territoriales de cada ciudad “Iquique, su historia y su gente son parte fundamental del trabajo que estamos haciendo”

Por su parte René Mancilla, dice que es la oportunidad de hacer una propuesta hacia el futuro de Iquique, con un gran proyecto que deberá contemplar el espacio, cultura, arquitectura, patrimonio y modernismo, de la ciudad, el desafió mayor es conjugar todas esta propuestas y realizar un trabajo que realmente lo perciba la gente en una ciudad acogedora, manteniendo su identidad.

Es así como Iquique esta enfrentando el bicentenario, de haber sido un pueblo de pescadores a una metrópoli cosmopolita , que esta pensando en como habitar y vivir mejor, eso demuestra el gran desarrollo que ha tenido en estos años y como ha ido surgiendo, este bicentenario al igual que para el centenario Iquique vuelve a estar en un buen pie como ciudad, con desarrollo, trabajo, perspectivas, crecimiento y un privilegiado clima., podemos pensar que nos prepara el futuro , que nos preparara estos próximos 100 años que se vienen ahora en adelante, podremos seguir manteniendo este ritmo en el futuro, las señales que nos da la historia es que debemos ser precavidos e inteligentes. El futuro nos prepara un buen viaje hacia el desarrollo y el progreso, Iquique será una de las más hermosas y visitadas ciudades de Chile en los años venideros.

Iquique esta ansioso en seguir creciendo y desarrollándose para un prospero futuro, su arquitectura, espacios y lugares , sin duda son puntos que no se deben perder, al contrario, reforzar ideas para mantener la potencialidad de esta ciudad, esta zona es fascinante por donde se le mire, la combinación perfecta por lo que muchos turistas se inclinan a la hora de visitarnos es su clima, una vista maravillosa del desierto y cerros con sus colores cobrizos, que ordena toda la ciudad, y hacen que sus habitantes se duerman y se despierten mirando sus playas, es por esto que su historia y arquitectura toman un punto importante a la hora de pensar en el desarrollo, no podemos dejar pasar esta maravillosa oportunidad de crecimiento.

Debemos aprovechar las potencialidades de cada, espacio, lugar y sector para vivir en armonía, es la responsabilidad en pensar en nuestra futuras generaciones para dejarles un Iquique ordenado, organizado acompañado de su historia y arquitectura, este bicentenario debe marcar un antes y un después, y definitivamente hacer desaparecer todo estigma de no tener una visión clara del futuro, tenemos las potencialidades de su gente y su virtudes en el conocimiento del arte para mejorar la ciudad. Es por esto que descubrir el mundo del mañana debe ser la visión de todo iquiqueño.

martes, 28 de septiembre de 2010

Jilatas y Cuyacas... (hermanos y hermanas...)

Kunamasjtasa (¿Cómo están - bienvenidos)
Jiliri irpirinaja, tatanaja, mamanaja, munat yatintirinaja, munat, yatichinaja nayaja, tacpach jumanajaru, wali suma aruntama... (Autoridades, señores y señoras, queridos escolares, estimados profesores, los saludamos a todos ustedes). Con este saludo en lengua aymara los alumnos del 2do. año de periodismo de la Universidad del Mar les dan la más cordial bienvenida.
Quizás ustedes se preguntarán el por qué de iniciar la editorial de este nuevo medio digital en lengua nativa. La razón es muy simple, estamos en el norte de Chile, precisamente en Iquique, (Ike-Ike) ciudad que también el lengua ancestral significa "lugar de descanso", pero también muy cerca de la frontera con Perú, Bolivia, norte de Argentina. Tenemos el privilegio de gozar de la música más bella de nuestras raíces latinoamericanas, como también de una artesanía maravillosa, colorida, ni que hablar de la gastronomía que hemos adoptado como nuestra, y que nos permite agasajar a las visitas que nos llegan de otros lugares de nuestro país.
Continuamente disfrutamos de una rica calapurka, de unas papas a la huancaína, y de otras exquisiteces.
Finalmente, nos despedimos de ustedes diciéndoles: Yuspajarpa y jikisiñkama (Muchas gracias y hasta volver a encontrarnos)